El grupo de internos, voluntarios y profesionales cubrió la primera etapa hasta Basardilla, y continuará el viaje la próxima semana
E. A. - Segovia | 15/10/2015
El grupo de peregrinos posa junto al mojón ubicado en la puerta de San Frutos de la Catedral. El grupo de internos, profesionales y voluntarios del centro penitenciario de Segovia iniciaron ayer la primera de las etapas del Camino de San Frutos que en los próximos días les llevará a recorrer la provincia a zaga de la huella del santo eremita. .
El grupo comenzó la etapa en el mojón que está situado junto a la Puerta de San Frutos de la Catedral, después de haber recibido la bendición del peregrino a los pies de los restos del Santo, en el trascoro de la Catedral. Antes de partir, el capellán del centro penitenciario, Jesús Cano, dirigió una breve oración y animó a los participantes a vivir el camino con sencillez y esperanza, disfrutando de todo lo que Dios ha puesto a nuestro alrededor.
La primera parada fue en la Iglesia de la Vera Cruz, donde el grupo pudo admirar la belleza del románico, con la nave de planta dodecagonal y los tres ábsides. En estos señeros muros, los peregrinos escucharon lla leyenda que cuenta que “durante la vela del cuerpo de un caballero de la orden, en un descuido de los demás hermanos, que lo dejaron solo, fue atacado por los grajos que dañaron el cuerpo. El prior maldijo a estas aves impidiéndoles entrar o acercarse a la iglesia. Desde entonces nadie ha vuelto a ver grajos en la Vera Cruz”.
A cada paso por los pueblos, los participantes fueron sellando la “cartilla del peregrino”, que identifica como peregrinos del Camino de San Frutos, comenzando por la propia catedral para continuar por Zamarramala, La Lastrilla, Espirdo, Tizneros y Basardilla ; que fueron las localidades por donde hemos transitado en esta primera etapa.
Después de casi cinco horas de camino, los peregrinos concluyeron en Basardilla la primera etapa, cansados pero con la alegría de haber conseguido el objetivo propuesto. De regreso a la cárcel fue el tiempo para poner en común las experiencias vitales, con el denominador común de la satisfacción de compartir esta primera etapa y con ganas de continuar este singular peregrinaje hacia la Ermita del Santo.
Los internos del centro estuvieron acompañados por voluntarios y profesionales de la Pastoral Penitenciaria, de la Fundación Padre Garralda, Horizontes Abiertos, de Cruz Roja de Segovia y Caritas, que colaboran en los proyectos de reinserción social de la prisión.
El próximo martes 20 de octubre el grupo cubrirá la segunda etapa hasta la localidad de Caballar, lugar emblemático en este camino, donde se veneran las cabezas de San Valentín y Santa Engracia, hermanos de San Frutos y se encuentra la Fuente Santa.
Tagged with →  
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>